viernes, 3 de junio de 2011

Cinco años




En el mes en el que se cumplen cinco años desde que abrí la tienda, no tengo ni tiempo de publicar una entrada en condiciones. Me había propuesto contar algo una o dos veces por semana y me está resultando del todo imposible. ¡Me apetecía lo del blog!
Quería contar lo que me costó abrir, lo que me ayudaron mis amigas. Patty, incondicional. Chris, creativa. Mi hermana que me apoyó, pese a ser la realista del grupo.
Quería hablar de los cuadros de Eugenio, las cortinas naranja .... De los dos últimos años, tan durísimos, de una crisis que no se acaba nunca, y que hace que los inviernos se me hagan eternos, y que cuando ya parece que definitivamente estoy abocada al abismo y que mi sueño llega a su fin, pues llega alguna clienta de estas tan fiel, tan mona y tan fan, que me ayuda a seguir adelante.
Han pasado muchas cosas, buenas y malas, ya las iré contando. O no.
Tengo un atasco de trabajo, lo cual agradezco. Pero no pienso dejar esto. Volveré pronto.